El asesor no hace milagros

La Vanguardia, 4 de mayo 2014