ARTÍCULOS / HABILIDADES DE ASESOR →

Trabajar con objetivos: una forma de motivar al personal, de ser más efectivos y de crecer profesionalmente

por | 30 junio, 2017

En esta ocasión analizamos la conveniencia de trabajar con objetivos, no sólo a nivel global de toda la firma sino también a nivel individual de cada trabajador. Además de ser una buena forma de avanzar sobre éxitos concretos, y de no desviarse de un camino previamente marcado, es un modo de trabajar que motiva a los empleados y colaboradores.

A continuación, analizaremos qué entendemos por objetivos, la forma de determinarlos, su control y revisión, y algunas barreras psicológicas que a veces impiden alcanzarlos.

La idea central

Una vez que el titular de la asesoría ha determinado y concretado su idea de empresa, dentro de ella deberá fijar unas metas u objetivos, que son imprescindibles para poder centrar la actividad de la asesoría. Si no existen, los resultados de la firma acabarán dependiendo de la buena o mala suerte, del azar o del personal, algo que no puede permitirse, a riesgo de convertirnos en una firma sin rumbo.

Un segundo paso implicará al personal, tanto a los administrativos como a los colaboradores. Se tratará de establecer sus objetivos a corto (1 mes, por ejemplo) o a medio y a largo plazo. Su determinación puede ser tanto unilateral (procedente de una decisión del titular) como bilateral. En este segundo supuesto, tanto puede ser que el profesional o empleado marque él mismo sus propios objetivos (contando con el asentimiento del titular) como que se establezcan por decisión de los dos.

Contenido reservado para miembros de Conocimiento Directivo.

HABILIDADES DE ASESOR

¿Cómo afecta la digitalización al modelo de negocio de los despachos profesionales?

Programa para directivos de firmas profesionales

Más información →

Share This