¿Y después de esta crisis… qué?

¿Conseguiremos que nuestras “PERSONAS” (en mayúsculas con nombres y apellidos), sigan con nosotros con ilusiones renovadas, alineándose a los nuevos retos, con ganas, con el entusiasmo propio de tiempos de más bonanza? O sufriremos un goteo, o...
X