Los abogados de oficio exigen que se descongelen los baremos de retribución de la justicia gratuita