ASESORÍA ESTRATÉGICA →

¿Somos una firma con proyecto empresarial?

Muchos clientes me preguntan: ¿Qué significa tener una firma con proyecto empresarial?, pues dicen, y con razón, que es un concepto que siempre repito, en artículos o foros en los que participo como ponente invitado. Intentaré en esta nota dar mi visión al respecto.

por | 28 noviembre, 2016

Como ya he dicho en más de una ocasión, cientos de veces, las firmas que funcionan bien, fomentan la existencia de un modelo de organización y una cultura como firma, que actúa como integradora del equipo humano. Es bien sabido que la creación de valor requiere que la cultura de la firma, y el estilo peculiar de hacer las cosas, se reflejen en el comportamiento de todos los profesionales y empleados.

La cultura empresarial es lo que identifica la forma de ser de toda empresa o toda firma. Se manifiesta en las formas de actuación y se interioriza en forma de creencias y talantes colectivos que se trasmiten y se enseñan a los nuevos miembros como una manera de pensar, vivir y actuar. De todos modos, es fundamental que la cultura empresarial sea revisada en su conjunto periódicamente, para ratificar el contenido de la misma y/o adaptarla a los desafíos que le plantea un mundo en proceso de cambio continuo. Debemos estar preparados para cambiar todo lo que sea preciso y trasmitir esta necesidad del cambio al resto de la organización.

La interiorización del proyecto empresarial como firma profesional, por parte de los colaboradores externos o de los empleados, requiere tiempo y mucha constancia.

Un despacho o firma profesional asegura su competitividad y continuidad futura en la medida en que:

  • Procure lograr la vinculación de sus empleados, concretado en la mayoría de ocasiones en base a años de relación con el despacho, según el puesto que ocupen, con objetivos viables, claros y ambiciosos
  • Cree un proyecto y una cultura integradora. Explíquela, redáctela, dibújela, fílmela…en definitiva no se canse nunca de “venderla” a sus empleados y profesionales.
  • Logre que los profesionales y empleados hagan suyo el proyecto. El objetivo es hacer que trabajen «al estilo de la casa», que se sientan «propietarios» de lo que hacen y a gusto con su trabajo, sus jefes o directores y sus clientes.

Otro punto relevante para que la contribución de los trabajadores y profesionales aumente es conseguir que tengan un comportamiento espontáneo, el que no se refleja en el contrato, cuando se realiza la tarea con verdadero espíritu de servicio o profesionalidad. Destacar que un buen profesional siempre persigue objetivos más ambiciosos que un buen técnico o un buen trabajador, siempre hace algo más de lo previsto o exigido. Cuando un trabajador decide poner libremente todo lo mejor de sí es cuando estamos ante un verdadero profesional, y es cuando su productividad se dispara.

En definitiva es importante que los socios o directivos de un despacho profesional, sea pequeño o mediano, salgan de sus burbujas de cristal y se dediquen y esfuercen en explicar su visión y su modelo de despacho a sus equipos. Solo desde este punto de partida será posible empezar a construir una organización con proyecto empresarial. No es fácil, pero empezamos a hacerlo, o el actual mercado, no nos dará una segunda oportunidad.

Esperando que llegue el 2020 con ilusión

Esperando que llegue el 2020 con ilusión

Una de las misiones más importantes de un directivo, lo he ido aprendiendo con los años, es conseguir que el proyecto o la empresa que uno dirige siempre brille y tenga luz propia.

PRÓXIMOS EVENTOS

febrero, 2020

Jordi Amado Guirado
Socio fundador y director de Amado Consultores. Licenciado en Económicas por la Universidad de Barcelona (UB). Economista miembro del Colegio de Economistas de Cataluña y del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF). Lleva más de 25 años asesorando y colaborando con despachos profesionales (asesorías y firmas de abogados) y con empresas vinculadas al sector profesional (Mutuas, Compañías de Software, Editoriales, Entidades financieras, Colegios y Asociaciones profesionales). Ha escrito y publicado numerosas obras y artículos sobre gestión y dirección de despachos, en total más de 15 obras y más de 150 artículos en prensa y revistas del sector.
Share This